Abogados de Accidentes

Consulta Gratuita Tel: 1-877-HERIDOS

Tel: 1-877-HERIDOS
No Pagas, Si No Ganas

Lesiones Traumáticas Cerebrales

Efectos familiares de Lesiones Traumáticas Cerebrales

Una enfermedad por una lesión traumática cerebral de un miembro de la familia afecta a toda la familia. En el caso de una enfermedad crónica, los roles familiares normales, rutinas y responsabilidades cambian o se interrumpen. El principal cambio es que un miembro de la familia se convierte en la persona responsable de la atención al enfermo.

La persona responsable de la atención del enfermo es quién le brinda cuidados permanentemente. Además de los cuidados físicos del enfermo, es necesario brindarle apoyo emocional. Es probable que las personas responsables de la atención del enfermo también tengan otras responsabilidades, tales como un empleo fuera del hogar, además del cuidado de los niños y de la atención de la casa. Ser la persona responsable de la atención del enfermo podría ser una experiencia agotadora.

Analice por un momento la forma en la que han cambiado los roles en su familia, las nuevas responsabilidades que han aumentado en su rutina diaria y de qué manera se ha visto afectada su vida con éstos cambios.

Es importante que la persona responsable de la atención del enfermo se cuide para ofrecer lo mejor de sí a los demás. Tome en cuenta  los siguientes consejos:

* Pida ayuda si lo necesita. Las personas a cargo del enfermo tratan de hacer todo sin ayuda, pero esforzarse demasiado sólo aumentará la tensión que ya tiene. No dude en pedir ayuda. Busque alternativas, como la atención domiciliaria de salud o alguien que le releve.

* Establezca límites. El día sólo tiene 24 horas en las que puede hacer cierta cantidad de tareas. Otras tareas pueden esperar

* Cuente con algo que le eleve el ánimo y prémiese por su dedicación

*Tómese un tiempo y descanse de la atención al enfermo, puede ser una hora, un día o un fin de semana. Ese tiempo de descanso le sentará bien para su bienestar emocional.

* Manténgase en contacto con familiares y amigos con quienes pueda conversar de sus preocupaciones para desahogarse un poco

Las personas responsables de la atención del enfermo son propensas a contraer enfermedades relacionadas con el estrés. Vaya al médico si tiene alguna inquietud sobre su salud y cuéntele la situación por la que está atravesando.

Tómese un momento para hacer ejercicio. El ejercicio aumenta la resistencia física, disminuye la depresión y eleva la confianza en uno mismo. Con todos estos beneficios, el ejercicio es una buena opción para invertir su limitado tiempo. Practique técnicas de relajación como ejercicios respiratorios y de meditación.

Participe en grupos de apoyo que le ofrecen la oportunidad de compartir sus problemas y preocupaciones.  Es una oportunidad de desahogarse con otras personas que atraviesan por situaciones similares.

Trate de mantener el sentido del humor.  La risa es una gran manera de reducir la tensión, ya que aunque sea por un momento, no piensa en sus problemas y se relaja.